GÉNERO:
Literatura
ISBN:
978-84-96840-33-1
PÁGINAS:
480
FORMATO:
160 x 240 mm
  • - Laszlo Passuth

El señor natural

La venturosa vida de Juan de Austria: de bastardo a Alteza

Un chiquillo que juega en las callejas de un pueblo y el rey más poderoso acomodado en su palacio, ¿pueden tener algo en común? Tienen en común que ambos son hermanos, hijos del mismo hombre. El primero es Jeromín, luego conocido como Juan de Austria, y el otro es Felipe II. Durante años viven sin conocerse hasta que la muerte de su padre, el emperador Carlos V, les descubre su vínculo de sangre. Una mañana Jeromín sale de su casa a una cita arreglada por quien cree su padre; se encuentra con su hermano el rey; y regresa convertido en príncipe.

El novelista húngaro Laszlo Passuth describe en El señor naturallos destinos de Felipe II y Juan de Austria, protagonistas de una época en que el destino del mundo se jugaba en Madrid. De los españoles dependía que los turcos no arrasasen Viena ni Roma, que los católicos irlandeses y británicos no fueran torturados, que se construyesen universidades en México y Perú, que los mejores artistas del mundo pintasen los cuadros que aún nos conmueven… Y todos estos asuntos pasaban por la mesa del rey Felipe II, primero en el alcázar y luego en el monasterio de El Escorial.

Junto a unos personajes impulsados por la responsabilidad y el deber, se mueven, como polillas en torno a la luz, otros cuyos únicos objetivos son el poder, la riqueza y la lujuria: el burócrata traidor Antonio Pérez, la princesa de Éboli, el noble holandés Guillermo de Orange…

El señor natural compone, junto con El dios de la lluvia llora sobre México y El mayordomo de Velázquez, la trilogía del autor sobre el Siglo de Oro español, novelas que no han dejado de editarse desde su aparición.
Laszlo Passuth (1900-1979), escritor y traductor húngaro, era un enamorado de la historia y la cultura españolas, que le inspiraron varias de sus mejores novelas. Sus primeros títulos se editaron en los años treinta. Entre 1948 y 1956 fue castigado por la dictadura comunista: sólo se le permitió publicar traducciones; después, se le toleró y se permitió la traducción de sus novelas en el extranjero.